"Solo el conocimiento y el uso hacen de un pharmakon un veneno o una medicina"



Páginas

jueves, 15 de abril de 2010

Cardamomo, las Semillas del Paraíso.



El Cardamomo (Elettaria cardamomun) es un arbusto de la selva tropical de la India, pertenece a la familia del jengibre y de la cúrcuma, las zingiberáceas, una de las familias cuyas flores, frutos e inciensos saturan el Cielo de Oriente con sus penetrantes aromas.
Se usan principalmente las semillas, unas pequeñas bolitas negras, alargadas y rugosas que se encuentran en el interior de un pequeño y alargado fruto seco capsular de color verde.

Es muy arómatico, estimulante y refrescante, ligeramente astringente, dulce y un poco picante. Ayuda a encender el fuego digestivo, es alimento de Agni (dios del fuego) favorece la digestión; aclara, despeja y refresca la mente favoreciendo la concentración y la memoria; es un estimulante cardiaco que fortalece el corazón y los pulmones, alivia los gases y favorece su expulsión, es carminativo, antiespasmódico y sialagogo (que provoca la secreción de la saliva), calma el dolor, expectora, abre el pecho y la respiración y refresca fuertemente el aliento. Se puede emplear para tratar la dispepsia o indigestión flatulenta y aliviar los dolores retortijantes y los cólicos, además de para contrarrestar la diarrea.


Puede ingerirse como tisana o infusión. Se vierte una taza de agua hirviendo sobre una cucharadita de semillas recién molidas y se deja reposar durante cinco minutos. La dosis es de una taza tres veces al día, y para tratar la flatulencia o la inapetencia, es necesario beberla media hora antes de las comidas. Asimismo, puede tomarse en forma de vino caliente como reconstituyente y utilizarse en polvo, tintura o varias preparaciones farmacológicas como aceites o cataplasmas.

También se pueden masticar, saborear e ir tragando poco a poco, obteniendo con ello un agradable efecto expectorante y un aliento limpio y fresco, el cardamomo es el único remedio eficaz para eliminar el fuerte olor del aliento después de haber comido ajo crudo.

Reciben el nombre de "semillas del paraíso" , el aceite esencial de cardamomo es un poderoso estimulante considerado como afrodisíaco en todo Oriente. Las semillas majadas se utilizan generosamente en la cocina oriental, como remedio medicinal y para perfumar vinos, licores, cafe o té, es una de las especias más nombradas en las historias de Las mil y una noches.
Para alcanzar efectos afrodisíacos no hay que escatimar en la dosis, tampoco excederse, un par de cucharaditas de semillas molidas por taza de té es más que suficiente.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada